Barcelona cuenta con más de 60 radares fijos

//Barcelona cuenta con más de 60 radares fijos

Barcelona cuenta con más de 60 radares fijos

Barcelona tiene 12 radares de velocidad fijos y 50 cámaras semáforo en cruces conflictivos

Seguramente, sin darte cuenta de ello, te habrás pasado algún semáforo creyendo que esta en ambar y ‘zaska’, un destello por el retrovisor. Si te ha ocurrido, hay dos posibilidades: has superado el límite de velocidad, o bien, has pasado alguno de los 50 semáforos controlados con cámaras en rojo.

Finalidad de los semáforos con cámara en Barcelona

La seguridad vial se consigue a través de la educación, la empatía, la concienciación social. Y también con multas. Barcelona dispone de una red de radares fijos (12) repartidos por toda la ciudad, así como medio centenar de cámaras en semáforos que captan a los que pasan en rojo. Pero atención, la finalidad de estos dispositivos no es para que los conductores levantemos el pie del acelerador o el gas de la moto. Además, la Guardia Urbana dispone de radares móviles que sitúan estratégicamente en cualquier momento y lugar de la capital.

Ubicaciones de los radares en Barcelona

Los radares de velocidad están instalados básicamente en vías rápidas, como: Gran Via, Ronda de Dalt, Ronda Litoral y Ronda del Mig, así como en el Túnel de Vallvidrera. Viene bien recordar que en la capital catalana existen hasta seis limitaciones de velocidad distintas. A saber: 10, 20, 30, 50, 60 y 80 km/h según la vía. Para evitar posibles multas, es recomendable fijarse en la señalización de cada vía y nuestros dispositivos de wikango, que nos indican la velocidad máxima a la que debemos circular.

Además de los radares anteriormente citados, Barcelona tiene un radar de tramo, situado en la Ronda de Dalt, (en sentido Besòs), donde la velocidad máxima es de 60 km/h. El radar de tramo mide el tiempo entre los dos puntos y solo sanciona a los conductores cuya media de velocidad ha superado los 60 km/h.

Barcelona

Los radares más nuevos de la capital, son los semáforos con cámara, conocidos como foto-rojo. Su finalidad inicial era la de reducir la siniestralidad entre los motoristas. Este sistema sólo sanciona cuando se rebasa el semáforo en rojo. Desde hace algunos años, en la mayoría de cruces, hay rojo total para todos los semáforos. Esta última medida se impuso para tratar de salvar la vida a muchos usuarios de las dos ruedas, que inconscientemente siguen a día de hoy, pasándose los semáforos en rojo, aun sabiendo que no deben.

Barcelona cuenta con más de 60 radares fijos
5 (100%) 1 vote

2018-10-01T15:29:14+00:00 2 de octubre, 2018|Categorías: Noticias|Sin comentarios